Los Espacios Exteriores en Montessori

Los Espacios Exteriores en Montessori: Guía para Familias y Maestros.

 

¿Existen los espacios exteriores en Montessori? Es innegable que está de moda todo lo “Montessori” de hecho ahora casi cualquier cosa pasa por “Montessori” si lleva la palabra detrás.

María Montessori describió que el ambiente ideal ha de ser un espacio con un jardín contiguo, ella pensaba que privar a los niños de la experiencia de contacto con la naturaleza dañaba el alma. No obstante, su pedagogía no se diseñó pensando en los espacios exteriores.

Cuando pensamos en un espacio Montessori, pensamos en un entorno bien preparado que acompaña la exploración y el aprendizaje independiente. Por ello y aunque no hay una base o una metodología para preparar los espacios exteriores, si existe una filosofía que permite extender lo que se aplica en el aula a los jardines y patios de juego. Simplemente debemos preparar el ambiente, el que sea, con materiales que faciliten el aprendizaje en movimiento, el crecimiento y fomenten la paz.

A priori, sobre todo a los que están aún comenzando, integrar la naturaleza en la educación de los niños puede parecer un desafío, pero con algunos pasos simples, puedes crear un entorno de aprendizaje enriquecedor y natural.

¿Por qué son Importantes los Espacios Exteriores en Montessori?

Conexión con la Naturaleza

María Montessori creía firmemente en la importancia de la naturaleza para el desarrollo infantil. Los espacios exteriores ofrecen un entorno ideal para que los niños exploren, aprendan y crezcan de manera natural. Aquí, los niños pueden tocar, oler y observar, lo que enriquece su aprendizaje y desarrollo sensorial.

 

Beneficios para el Desarrollo Infantil

  1. Estimulación Sensorial: Los niños interactúan con diversos elementos naturales, lo que mejora sus habilidades sensoriales.
  2. Desarrollo Físico: Correr, saltar y trepar en un entorno natural ayuda a desarrollar la motricidad gruesa.
  3. Responsabilidad y Autonomía: Cuidar de un jardín enseña a los niños sobre responsabilidad y les da un sentido de logro.
  4. Aprendizaje Científico: Observar insectos, plantas y ciclos naturales despierta el interés por la ciencia y la exploración.

Creando un Espacio Exterior Montessori

En general en los espacios Montessori suele haber dos ambientes preparados, uno en el interior y otro en el exterior. Y al igual que en los ambientes de interior, los de exterior están preparados para las edades que albergan. Los espacios preparados exteriores de 0-6 años deben cubrir sobre todo las necesidades de movimiento y lenguaje. Y los de primaria, satisfacer la necesidad intelectual de conocer el mundo encontrando respuestas ; como decía la doctora Montessori.

En estos dos ambientes diferenciados, suele haber un horario en los que los peques suelen tener dos ambientes preparados; uno dentro y otro fuera. Y en cada uno suele haber un horario programado y dentro de los ciclos de trabajo de Montessori Routine de 3 horas que se suelen hacer sobre todo en interior.

Pero, si todo es espacio de aprendizaje, ¿porque delimitar dentro y fuera?

 

Espacios de libre Elección

Un principio clave en Montessori es permitir a los niños moverse libremente por el ambiente preparado, así que lo ideal sería que también pudieran hacerlo entre el interior y el exterior. Desde nuestro punto de vista lo perfecto sería los espacios de libre elección donde cada uno, atendiendo a este principio de libertad dentro del ambiente, pudieran elegir si estar dentro o fuera. Aunque siguiendo las características de cada casa o de cada proyecto, esto no siempre es viable, debido a la configuración arquitectónica o a las personas que acompañamos a los peques.

No obstante, se puede intentar haciendo algunos cambios en nuestros exteriores:

  • Instalar Puertas Accesibles: Que los niños puedan abrir fácilmente para salir al jardín.
  • Diseñar Áreas de Juego Seguras: Utilizando materiales naturales como arena, agua y piedras.
  • Llegar a acuerdos con los niños y niñas: Especificar los limites en el exterior, hasta donde se puede ir y con qué materiales.

Jardines Montessori

Un jardín Montessori es una parte del aula al aire libre. Los espacios al igual que en interior han de estar pensados para el aprendizaje en el exterior, con actividades específicas de exterior. Para empezar, podemos incluir (ya sabéis según la edad y necesidades):

  • Crear Huertos y Plantas Comestibles: Los niños pueden aprender a plantar y cuidar vegetales y frutas. Con Carteles y elementos que les permitan reconocer los nombre y las características de las especies plantadas.
  • Incluir Zonas de Observación: Coloca bancos o áreas de descanso donde los niños puedan observar la naturaleza con elementos como lupas o binoculares.
  • Proporcionar Herramientas reales a Escala Infantil: Como pequeñas palas y regaderas para que los niños puedan participar activamente.

Diseñando a la Altura de los Niños

Pero lo más importante al igual que en un ambiente Montessori de interior es que los jardines o patios de juego Montessori estén diseñados específicamente para los niños, asegurando que todo esté a su altura y todo lo que esté a su altura esté puesto para su uso. Esto incluye:

  • Huertos de Cultivo Elevados: Que permiten a los niños plantar y cuidar las plantas.
  • Acceso Fácil a Herramientas y Materiales: Todo debe estar al alcance de los niños para fomentar su autonomía y ser adecuado a su tamaño (esto no quiere decir de plástico)
  • Elementos de Juego Integrados: Como rocódromos y estructuras para subir y bajar que promuevan el movimiento y la exploración. Y para los que no sea necesario un adulto nada más que para la supervisión y la regulación.

Actividades Prácticas en el Jardín

Rutinas Diarias de Jardinería

Incorpora actividades de jardinería en el horario diario o semanal. Algunas ideas que te damos:

  • Plantar Semillas: Los niños pueden plantar semillas y observar su crecimiento.
  • Riego Diario: Realizar diariamente tareas de regar las plantas, enseñándoles sobre el cuidado y la constancia. Cada día o por semanas puede haber uno a más peques encargados.
  • Cosecha y Cocina: Utiliza los productos del jardín que se hayan cosechado en actividades de cocina simples. Que coman lo que produzcan.

Proyectos de Observación

Promueve proyectos que involucren la observación de la naturaleza en el jardín de forma habitual:

  • Diarios de Naturaleza: Anima a los niños a dibujar y/o a escribir sobre lo que ven en el jardín. Esto será según la edad de los peques. Siempre podéis dedicar un momento del día a hablar de lo que ha pasado o habéis visto en el jardín.
  • Exploración de Insectos: Proporciona lupas para que los niños puedan observar insectos de cerca.

Actividades Artísticas con Elementos Naturales

Realizad actividades creativas o de taller utilizando materiales naturales de su entorno:

  • Pintar Piedras: Los niños pueden recoger y pintar piedras, desarrollando habilidades artísticas y motoras.
  • Collages Naturales: Utiliza hojas, flores y ramas para crear collages. O simplemente decóralas en vuestro taller de arte.

Involucrando a las Familias

Involucra a las familias y la comunidad en el cuidado del jardín. Esto no solo fortalece el sentido de comunidad, sino que también enseña a los niños el valor de trabajar juntos. Organiza días de jardinería en los que padres y maestros trabajen juntos para mantener el espacio exterior.

Conclusión

Los espacios exteriores y jardines son una parte también de la educación Montessori. Proporcionan un entorno rico y diverso que fomenta el aprendizaje natural y el desarrollo integral de los niños. Al integrar estos espacios en la rutina diaria y diseñarlos a la altura de los niños, tanto familias como maestros pueden ayudar a los niños a desarrollar una conexión profunda con la naturaleza y una comprensión más amplia del mundo que los rodea.

¿Te gustaría saber más?

Si te interesa aprender, échale un vistazo a los artículos y cursos sobre pedagogías activas en “Educar con otra Mirada”. Si quieres más información o necesitas asesoramiento, puedes contactarnos. Y si te gustó este artículo y quieres seguir aprendiendo, síguenos en Instagram o Facebook ¡Te esperamos!

Si quieres aprender más sobre la mirada desarrollo infantil pásate por nuestros cursos. Y si necesitas más información o asesoramiento personal, puedes consultar a nuestro equipo de expertos

AUTORA: Fernando Bueno Papá de dos y Guía Montessori de Primaria.

06/20/2024
0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *